Granada 958 405 840
Málaga 951 103 033
Almería 950 240 333
Jaén 670 656 113

Desinsur - Legionella

En nuestra empresa Desinsur contamos con métodos eficientes para combatir la legionella.
En Desinsur encontrará todo lo que se necesita para combatir la legionella.
Desinsur legionellas

La legionella o legionela es una bacteria Gram negativa con forma de bacilo. Vive en aguas estancadas con un amplio rango de temperatura. Su crecimiento se ve favorecido por la presencia de materia orgánica. Requiere oxígeno para respirar y posee un flagelo para desplazarse.

En lo concerniente a taxonomía, existen 48 especies dentro del género legionella y un total de 78 serotipos de los cuales el más importante, por sus implicaciones médicas, es la especie legionella pneumophila. Esta especie produce la enfermedad del legionario o legionelosis. La infección por legionella puede presentarse como neumonía típica o como una enfermedad febril sin focalización pulmonar denominada Fiebre de Pontiac. La bacteria requiere para multiplicarse encontrarse dentro de amebas.

De acuerdo a www.legionella.org la mayor fuente de contagio es el sistema de aguas de grandes edificios, hoteles y hospitales, humidificadoras, máquinas de rocio, spa's y fuentes de agua termal. Los sistemas de aire acondicionado no son una fuente relevante de legionella.

La legionella puede llevar a complicaciones pulmonares, sus sintomas son fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares.

Se puede detectar por medio de un simple examen de orina.


La legionella es una bacteria de origen ambiental. Se da en aguas superficiales como lagos o pantanos y requiere de agua a temperatura adecuada para su proliferación, entre 20 y 45 grados centígrados.



La legionelosis se puede manifestar como una neumonía con fiebre alta o como un síndrome febril (fiebre alta) agudo de pronóstico leve y corta duración. Que la bacteria llegue a producir la enfermedad depende de dos factores: la virulencia y la inmunidad de la persona. La virulencia es una capacidad asociada a las cepas de especies microbianas patógenas y es un aspecto decisivo en la determinación de la dosis infectiva. La inmunidad de la persona hace referencia al estado del sistema de defensa del huésped que le permitirá prevenir las infecciones.


Desinsur infección por legionella
Para ocasionar la enfermedad, la legionella debe entrar en las vías respiratorias de las personas. La vía de entrada se produce por inhalación de micro gotas de agua suficientemente pequeñas (aerosoles) que puedan llegar a penetrar hasta los alvéolos pulmonares y que contengan la bacteria. No hay transmisión por contacto, ni por beber agua contaminada, ni es una enfermedad contagiosa, ni la transmiten los animales.



Son aquellas que, tras ser colonizadas por legionella, favorecen la proliferación de la bacteria y producen aerosoles.

Según el R.D. 865/2003, del 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, en su artículo segundo define el ámbito de aplicación del real decreto. En resumen:


  • Da positivo en las pruebas de la catalasa y oxidasa.
  • No crece en medios con sangre (agar sangre o agar chocolate).
  • Coaglutinación con antisuero específico.

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
  • Centrales humidificadoras industriales.
  • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jakuzzis, piscinas, vasos o bañeras terapéuticas, bañeras de hidromasaje, tratamiento con chorros a presión, entre otros).

  • Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.
  • Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua.
  • Humectadores.
  • Fuentes ornamentales.
  • Sistemas de riego por aspersión en el medio humano.
  • Sistemas de agua contra incendios.
  • Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre.
  • Otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.


Hay que controlar tres fases que son las siguientes:

Los tanques, depósitos a presión y cisternas de almacenamiento de agua para usos sanitarios, fríos o calientes, deberán ser inspeccionados con frecuencia y limpiados cuando haya sedimentos o productos de corrosión visibles. En cualquier caso, estos aparatos deberán limpiarse una vez cada año.

Controlar factores ambientales como la temperatura que favorecen su multiplicación en el interior de las mismas. También limitando la presencia de nutrientes (protozoos, algas y otras bacterias).

Las cabezas pulverizadoras de duchas y lavados se deben limpiar con frecuencia, con el fin de eliminar la acumulación de sedimentos.
Evitar o disminuir su aerosolización, incrementando el tamaño de las gotas en las torres de refrigeración.

Las normas que regulan los tratamientos adecuados como las acciones preventivas se recogen en el R.D. 865/2003, del 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.



En Desinsur aseguramos un correcto tratamiento y un respaldo técnico, tanto en instalaciones muy específicas y complejas como en aquellas que son más simples y genéricas:
  • Visita de la instalación y recopilación de datos.
  • Elaboración de presupuesto.
  • Ejecución de los trabajos.
  • Emisión de los registros y certificado de los trabajos.
  • Mantenimiento higiénico del producto y toma de muestras.
  • Recomendaciones en la materia.
Nuestros técnicos han asistido a los cursos preceptivos (según orden SCO/317/2003), llevando a cabo los tratamientos conforme al R.D. 865/2003.

Gestionamos la recogida de muestras y su análisis en laboratorios homologados.


  • Pruebas de antigenuria.
  • Hibridación con sondas moleculares específicas.
  • Cultivo en medio selectivo (BCYE-alpha Agar + Antibióticos).


A pesar de que diferentes comunidades autónomas cuentan con legislación específica para ellas, la prevención y control de la enfermedad a nivel nacional está legislada por dos leyes principales:

Real decreto 865/2003, del 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.
Nuevas guías técnicas (marzo de 2007): supone una ampliación en los protocolos de acción y en las instalaciones afectadas.

Volver
Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono:
Tlf. 958 405 840

Enlaces de interés

Control de plagas Granada     Carcoma Granada     Termitas Granada     Desinfecciones Granada     Fumigaciones Granada